Páginas

sábado, 21 de marzo de 2015

C-38 a C-41 COMENTARIOS al Curso de AstroAnálisis1977



C-38 a C-41  COMENTARIOS al Curso de AstroAnálisis1977


C - 38    COMENTARIOS AL CURSO DE ASTROANALISIS

 El AstroAnálisis considera positivo o negativo a un planeta en función:

Aspectos con otros planetas. "Factor de DIAS"
Posición en signo. "Factor de DIAS"
Ubicación en sector. "Factor de HORAS"
Aspectos a cúspides. "Factor de MINUTOS"

Cada planeta es diferente, puede intercambiar diferentes tipos de aspectos, estar en diferentes signos y ser regente de otros, ubicarse en diferentes sectores y poder influir en diferentes ejes de cúspides.

Y esta última influencia es la que intentamos estudiar. Intentamos estudiar la relación entre cada cúspide y la cantidad y calidad de contenido de de cualquier planeta con el que toma relación.

Es lo mismo que lo que haríamos con un planeta en un sector, pero lo reducimos al orbe de su cúspide.

De cúspide a cúspide un planeta esta en un sector; pero puede influir en la siguiente cúspide por orbe.

Recuerdo que es la cúspide quien se aleja del planeta, y es la cúspide quien estaba en conjunción con el.

Una cúspide durante una hora se acerca a un planeta y durante una hora se separa de el.

En los aspectos a las cúspides estos tiempos son mas reducidos.

Y aquí estamos primando y valorando la poca orbe entre planeta y cúspide.

No se cuestiona que un sector sea de cúspide a cúspide, sino que se considera su cúspide y alrededores la zona mas importante de este


¿Buen o mal estado cósmico ?

¿Buen o mal ?

Buen es buen, y mal es mal.

Pero dentro del  "buen"  y del  "mal" sabemos que hay una amplia variedad. 

Y dentro del buen puede haber algo de mal, y dentro del mal puede haber algo de buen.

Por eso opte por positivo o negativo, y ambos cuantificados, como modo de expresar mas o menos positivo, o mas o menos negativo. Y dentro del mas o menos positivo puede haber sumando negativos; como dentro del mas o menos negativo puede haber sumandos positivos.


Mas o menos estado cósmico positivo, más o menos estado cósmico negativo.

Y dentro de este mas o menos, su más o menos es en cada paso y cosa en concreto.

Y es el análisis de la cantidad y calidad de cada uno de estos pasos y cosas lo que intenta el AstroAnálisis.

¿Que cantidad y calidad de cada uno de los componentes del llamado estado cósmico hay en cada momento en concreto?


En la practica real no hay dos estados cósmicos iguales, y mucho menos ninguna posición es totalmente buena o mala; y las interrelaciones, vinculaciones, relaciones, etc, entre los diferentes factores es tan amplia que deja sin sentido la simplificacion de bueno o malo. 
A la que afín de cuentas también llegaremos, pero de modo razonado.

El estado celeste son los "factores de DIAS". 
Estado celeste, estado del cielo, del cielo de todos.
Los "factores de DIAS" son los comunes para todos los nacidos durante aquellos días en el planeta: los aspectos y los planetas en signos.
Un aspecto del Sol con Marte es vigente durante muchos días. Muchos mas días dura un aspecto de Júpiter con Plutón.
La Luna tarda días a cruzar un signo, el Sol mas, y Plutón muchos mas.

El estado terrestre son los "factores de HORAS" y los "factores de MINUTOS"
Los "factores de HORAS" son los que ocurren dentro de un par de horas, la distancia entre dos cúspides.
Eso ya depende del lugar terrestre en concreto, latitud y longitud.
Son los planetas en sectores, son los regentes de sectores.
Los planetas en sectores no dependen del cielo, sino del lugar terrestre.

Los "factores de MINUTOS" son los que ocurren en algunos minutos, y que hacen posible durante esos minutos unos u otros aspectos a las cúspides.
El lugar terrestre es fundamental en sus posibles combinaciones. 

En rectificación se trabaja con "factores de SEGUNDOS", que son los "factores de MINUTOS" afinados, y que el AstroAnálisis no discrimina.

Así pues el estado celeste serian los "factores de DIAS"
Y el estado terrestre los "factores de HORAS" y los "factores de MINUTOS"

Llegue a estos factores rectificando.
Sabemos que los aspectos y planetas en signos no cambian casi durante un día. DIAS.
Luego vemos como cada dos horas las anteriores ubicaciones cambian de sectores. HORAS.
Ubicados los planetas-signos en los sectores vemos como unos minutos antes o después, desplaza a alguno de estos planetas-signos de sector, cambia su regencia, aspecta a una cúspide, etc. MINUTOS.



C - 39  COMENTARIOS al Curso de AstroAnalisis

Me impregne de astrología a través de la relación que mis padres tenían con Alexandre Sanders Salcedo, astrólogo francés, discípulo de Ely Star y Marguerite Bernard.
Publico libros, edito revistas, numerosos artículos en prensa, etc.
Nacido en Burdeos, vivió en Niza, Montecarlo, Algel, Tánger, Palma, Masnou y Barcelona.

Digo me impregne, pues cuando lo conocimos ya estaba retirado con setenta y algo de años, y todo cuanto aprendí fue escuchándolo, ver como trabajaba e interpretaba, pues su extensa y variada biblioteca astrológica se había quedado en Tánger, de donde tuvo que salir precipitadamente por cuestiones políticas; y doy testimonio que durante mas de quince años de relación, sus libros de consulta no pasaron de un par de libros y efemérides de Georges Muchery, lo demás estaba en su cabeza, y en toda una dilatada experiencia de practica astrológica.

Curiosamente yo anteriormente había adquirido en una feria de libros de ocasión en Barcelona, la Astrologie Divinatoire de Georges Muchery, al que tanto el valoraba, y del que Sanders me destacó de Muchery su digamos abecedario (Letras relacionadas con Signos y Tarot) al que solo mucho mas tarde preste atención, y fue la semilla del posterior Abecedario Astrológico.

Por cierto, es tabla de Muchery de dichas correlaciones de la que ya di cuenta en el curso en Yahoo del 2004 del Curso Internacional Gratuito del Abecedario Astrológico.

También Muchery fue de suma importancia para mi concepción del AstroAnálisis, publicado en primera versión 1976, y del que di un Curso Internacional gratuito en Yahoo en el 2004.

En foto: con Sanders en una de nuestras tertulias en casa en el 1979.





C- 40   COMENTARIOS al Curso de AstroAnalisis

Marte es Marte y Mercurio es Mercurio.
Tu Marte es tu Marte y mi Marte es mi Marte, y sin embargo Marte solo hay uno.

El Marte de todas las cartas que analicemos es diferente, como diferentes son sus estados cósmicos, celestes, etc.
Marte no es ni bueno, ni malo, ni positivo, ni negativo, etc, es simplemente Marte, y como Marte tiene una infinidad de posibilidades en si mismo.

Mercurio tiene otras posibilidades también propias, aunque algunas son compartidas también con Marte, en diferente cantidad, calidad, graduación, etc.

Todos los planetas comparten posibilidades, como las comparten con los signos, y como unos y otros las comparten con los sectores.
Los aspectos demuestran que se intercalan posibilidades comunes, como se intercalan en planetas en domicilio, exaltación, etc.

Para unos, Marte, es más o menos positivo que para otros, siendo como es que Marte no cambia.
Pero claro a Marte lo ubicamos en un signo y con unos aspectos, y en lugar de decir Marte-Aries-trígono-Júpiter, decimos que su estado cósmico de Marte es bueno.
Deberíamos decir que consideramos la resultante como buena.

Marte no cambia, Aries no cambia y Júpiter sigue su curso.

Evolucionan los astros y Marte llega a Tauro-cuadratura Júpiter, y decimos que se encuentra ese Marte en mal estado cósmico.

Entre una y otra combinación, solo cambia la combinación, los componentes son los mismos, un trígono es un trígono, y una cuadratura es una cuadratura, como Aries es Aries y Tauro, Tauro.

A la conclusión de su estado cósmico se llega por su combinación de signos y aspectos, y ese estado cambia con cada cambio de estos.
 Su mismo paso por el signo esta condicionado con el estado del regente/s de este signo.

Un planeta no es positivo ni negativo, es el análisis de la cualidad del tiempo que analizamos de nuestro planeta que en función del signo ubicado y aspectos terminológicamente imputamos como mas o menos positivo o negativo, bueno o malo.

Esa cualidad del tiempo además vuelve a distorsionarse en función del lugar donde es recibida, los sectores.


El AstroAnálisis considera a los aspectos anteriores a la posición en signo.

Marte en Aries da cosas buenas, en Tauro menos.
Marte en Aries puede estar bien o mal aspectado, y en Tauro también.
Ese Marte en los últimos ocho grados de Aries y en los primeros ocho grados de Tauro puede estar aspectado por un trígono.
Ese trígono a Marte en Aries decimos que es bueno, y el trígono a Marte en Tauro es menos bueno.
Eso es cierto y al mismo tiempo no lo es.
Es cierto pues se necesitarías dos trígonos para equilibrar la mala posición de Marte en Tauro, y he dicho equilibrar, pues se convierte en ambivalente tan solo.
En cambio ese trígono a Marte en Tauro es bueno.
Un trígono es un trígono, y no se puede deducir por el resultado conjunto bajo alcanzado que es negativo.
Pues ese resultado es la suma de aspecto y posición en signo aplicado a......
En cambio aplicado el trígono a un planeta en signo es bueno, y indudablemente mejor que si fuera una cuadratura.

Esa posición de Marte en Aries puede ser buena o mala en función simplemente de la ubicación de planeta en signo según los aspectos recibidos.
Un Marte en Aries mal aspectado puede dar resultados muy malos, y ciertamente esos malos aspectos pueden ser peores en Tauro.
Y ese mejor o peor lo relacionamos con un tercer paso, o en función de aplicarlo a....
En función de los aspectos recibidos, buenos o malos, todos los planetas en todos los signos posibilitan muchas cosas, de diferente cualidad, calidad y cantidad.

Otra cosa diferente es lo anterior ubicado en sector.
Un Marte en Aries bien aspectado puede dar unos máximos positivos en sector, y en cambio ese Marte en Tauro bien aspectado solo unos mínimos positivos.
Y su inversa, un Marte en Aries mal aspectado da unos mínimos negativos en el sector y un Marte mal aspectado en Tauro da unos máximos negativos en el sector.

En el AstroAnálisis se llega a concluir ese valor final de cada planeta, pero ese final de cada uno de ellos, hace comprender que su importancia, que la tiene y es mucha, al mismo tiempo es bastante relativa, pues cada uno de ello llegar a ese resultado por caminos diferente, y ese camino es el que realmente lo define.
Define al planeta de cada uno de nosotros.

Es impropio hablar de valores Marte, pues Marte esta en el Cielo; puedo hablar de mi Marte en Aries, trígono Júpiter, ubicado en sector III, regente de, aspectando a, etc...
Hay todo un camino del cielo a la tierra, y ese camino esta lleno de positivos y negativos, y a nosotros nos gusta sumar y restar, y el AstroAnálisis dice que eso no es correcto; positivos y negativos no se suman y restan entre ellos, sino que se acumulan y forman un todo, nuestro todo.

El aspecto esta un función de dos punto, estos puntos pueden ser planeta y planeta, o planeta y cúspide.

Ambos con características propias.

Ambos además ubicados en un signo.

Ambos bajo la dependencia de su regente/s.

Ambos......

Además en función de su orbe, mas o menos exacta.

El AstroAnálisis considera que el aspecto es el punto de partida, es con lo que se empieza a valorar el estado celeste.

Es con lo que se empieza a valorar a cada uno de los puntos de sus extremos.

Esos planetas están en signo condicionados por los aspectos.

El planeta no esta solo, sino aspectado, y aspectado intercambia con signo.

Imaginemos el trígono anterior a Marte pasando de Aries A Tauro; durante ese paso sigue recibiendo el trígono, en cambio pasa de estar muy bien en Aries, a estar muy mal en Tauro.

¿Tauro hace cambiar al trígono?

¿No tiene mas sentido que Marte entra en Tauro con un trígono?

Otra cosa distinta es que el resultado de Marte-trígono-Aries sea mejor que Marte-trígono-Tauro.




C - 41   COMENTARIOS al Curso de AstroAnálisis

Apartado 24    VARIEDADES DE TIPOS DE ASPECTOS Y CARGAS A CUSPIDES
Adjuntos del E - 355  al  E - 391



 Nº Y CARGAS DE ASPECTOS A CUSPIDES

En el apartado 24/1 se detallan los diferentes tipos de aspectos y se detallan el numero de estos alcanzados en el apartado 20 de Aspectos a Cúspides.
Las 4 cuadraturas son (ver E-49): Saturno cuadratura ASC y cuadratura VII, Sol cuadratura II y VIII.
Los 6 trígonos: Sol trígono III, Saturno trígono VI, Sol trígono VII, Plutón trígono VIII, Marte trígono VIII y Luna trígono XII.
Etc.




En 24/2 se suman el número de aspectos positivos anteriores.

En 24/3 se suman el número de aspectos negativos anteriores.

En 24/6 se suman el coeficiente alcanzado por cada tipo de aspecto.
Las cuadraturas citadas anteriores suman: 1,4 + 1,4 + 3,5 + 3,5 = 9,8
Los trígonos: 12,3 + 19,5 + 14,7 + 10,2 + 6,1 + 16,4 = 79,1

En 24/7  se suman los coeficientes anteriores positivos.

En 24/8  se suman los coeficientes negativos.


Nº y CARGAS DE ASPECTOS TOTALES

En estos apartados se suman el total de nº y cargas de tipos de aspectos entre planetas y cúspides.
Se suman los apartados 11 de aspectos entre planetas y el 24 de aspectos a cúspides.

En apartado 11/1 (grafico E-44) detalla  4 y 4 conjunciones, y en apartado 24/1 (grafico E-51) detalla 14 lo que suma 22 en apartado 24/11 (grafico E-51)





Todos los apartados de 24/11 a 24/18 (sumas y cargas de aspectos totales) son pues las sumas de los apartados 11 de aspectos entre planetas y de los apartado 24 de aspectos a cúspides.


Experimento con las siguientes MEDIAS de nº de aspectos a cúspides:

Apartado 24/1

8 conjunciones  15%
8 oposiciones  15%
11 trígonos  20%
8 cuadraturas  15%
5 sextiles  9%
4 semicuadraturas  7%
3 semisextiles  5%
4 sesquicuadraturas  7%
3 quincunc  5%

La media del Apartado 24/2 es de 26 aspectos positivos, 50%

La media del Apartado 24/3 es de 28 aspectos negativos, 50%


Experimento con las siguientes MEDIAS de cargas de aspectos a cúspides:

Apartado 24/6

84 conjunciones  17%
84 oposiciones  17%
115 trígonos  23%
84 cuadraturas  17%
52 sextiles  10%
24 semicuadraturas  5%
18 semisextiles  3%
24 sesquicuadraturas  5%
18 quincunc  3%

La media del apartado 24/7 es de 245 cargas de aspectos positivos, 50%

La media del apartado 24/8 es de 258 cargas de aspectos negativos, 50%

Experimento con las siguientes MEDIAS de nº de aspectos totales (suma de aspectos entre planetas y aspectos a cúspides):

Apartado 24/11

14 conjunciones  15%
14 oposiciones  15%
19 trígonos  20% 
14 cuadraturas  15%
9 sextiles  10%
7 semicuadraturas  7%
5 semisextiles  5%
7 sesquicuadraturas  7%
5 quincunc  5%

La media del apartado 24/12 es de 45 aspectos positivos, 50%

La media del apartado 24/13 es de 49 aspectos negativos, 50%

Apartado 24/16

168 conjunciones  17%
168 oposiciones  17%
227 trígono  22%
168 cuadraturas  17%
108 sextiles  10%
48 semicuadraturas  5%
34 semisextiles  3%
48 sesquicuadraturas  5%
34 quincunc  3%

La media del apartado 24/17 es de 487,  y  50%

La media del apartado 24/18 es de 514,  y  50%

Los % siempre son sobre los datos de cada horóscopo, y las medias es referenciandolo con el resto de la población.

Veamos el apartado 24/17 y 24/18 de algunos personajes:

Beethoven (E-356) tiene un predominio de aspectos negativos (604 y 60%)




John Lennon (E-357) un predominio de aspectos positivos (607 y 58%)




Mahatma Gandhi (E-359) un predominio de aspectos negativos (660 y 61%)




El 60% de Beethoven y el 61% de Gandhi significa que con respecto al resto de su horóscopo tienen el mismo tanto por ciento de negatividad; sin embargo en Gandhi suma 660 y el Beethoven 604, y ello representa que con respecto a la media general de población, Gandhi lo tiene mas negativo.

Una cosa son nuestros % respecto de nuestros parámetros personales y otra cosa comparados con el resto de la población.

Carlos Gardel (E-361) también tiene un 61% de aspectos negativos y en cambio solo le suman 524. Tiene una negatividad real media, y sin embargo el la considero superior.
Tiene una carencia real de buenos aspectos (333), que también queda representada en sus parámetros con este 38%.

  


Freud (E-363) tiene menos aspectos negativos que la media (390).




Marilyn Monroe (E-364) vivía (60%) mas negatividad de la real, que además era ligeramente inferior de lo normal (456)
Su realidad era que le faltaban muchos aspectos positivos (303)




Dalai Lama 14 (E-365) es un poco el caso contrario, tiene menos aspectos negativos de los normales.




Elizabeth Taylor (E-366) muchos mas aspectos negativos de los normales (674 y 62%) y pocos de los positivos (407 y 37%)




Federico Garcia Lorca (E-367) dentro de lo normal.




Frida Kalho (E-368) tiene casi la mitad de los aspectos positivos normales (272 y 30%), y muchos negativos (623 y 69%). En Charles Chaplin (E-369) también predominan los negativos (609 y 60%), pero sus positivos son mas altos (392 y 39%)





Si los tantos por cientos personales de Louis Pasteur estan equiparados (51% y 48%), en cambio son altos ambos en sentido positivo 668 como en sentido negativo 629.
De ambos tiene mas de lo normal prevaleciendo ligeramente los positivos.

En Elvis Presley (E-372) también prevalecen  los negativos (645).




  
Madame Curie (E-373) es la que tiene mas aspectos negativos del grupo (876 y 71%), y una carencia notable de positivos (355 y 28%).




James Dean con 39% y 60%, no es porque tenga mas negativos, sino por carencia de positivos; la carencia de positivos agranda su % de negativos que esta dentro de lo digamos normal.


En Juan Carlos I, hay una ligera falta de aspectos y mas notable en los negativos. Su caso inverso en Maria Antonieta (E-381).




Joge Luis Borges un caso de equilibrio entre parámetros personales y en relación con el exterior (394  39%, 603  60%). 

En Letizia Ortiz Rocasolano (E-384) ligero predominio de los negativos. Si vamos a su apartado 24/7 y 24/8 comprobamos que en los aspectos a cúspides predominan de modo claro los positivos sobre los negativos (250  65%  y  129  34%), pero arrastraba negativos de los aspectos entre planetas como se puede comprobar.
Los aspectos entre planetas son factores de DIAS, y los aspectos a cúspides factores de MINUTOS. Letizia nació en días en que predominaban los aspectos negativos, pero en unos minutos en que las cúspides los recibian mayormente positivos.




En el bloque 24/1 a 24/8 vemos el conjunto de aspectos a cúspides, en los minutos natales. Esos aspectos a cúspides los hemos sumado a los aspectos entre planetas, dándonos los resultados del bloque 24/11 a 24/18. Los tipos de aspectos en los minutos natales comportan la mitad de los resultados que encontramos.

En Beethoven por sus resultados en 24/17 y 24/18, viendo sus 24/7 y 24/8, deducimos que los aspectos entre planetas guardan la misma tónica.
Lo mismo deducimos de John Lennon (E-357)




En Mozart con sus 557 positivos (apartado 24/18 de E-358) deducimos solo una aportación de 208 de positivos de aspectos de planetas a sus 349 por aportación de cúspides (ver apartado 24/7 de mismo grafico).






Así con los demás ejemplos.
Vemos en esa comparación entre bloques los cambios introducidos en cada caso concreto por los factores de minutos.
 No se puede decir que tal o cual tienen muchas cuadraturas o trígonos en función de los aspectos entre planetas, sino en función de los aspectos entre los planetas mas los aspectos recibidos por las cúspides.

Una cosa es tener aspectos y otra tenerlos mas o menos exactos.

En Napoleon (E-355) nos indica su 24/11 aspectos de conjunción con 22 y en cambio se desmiente en 24/16 con pocas. Hay y tiene conjunción pero de mucho orbe.
Indica pocas cuadraturas (6) y se confirman pocas (15,1)
Indica trígonos normales 16, pero bastante exactos pues suman 276, etc.



Beethoven indica en 24/11 muchas conjunciones y oposiciones y las confirma en 24/16.
Indica pocas cuadraturas y sextiles y tambien lo confirma en 24/16.
Indica sesquicuadraturas y no las confirma.
Tipo conjunción-oposición.

John Lennon (E-357) indica muchas conjunciones pero poco exactas.
Normales trigonos y semisextiles pero efectivos (320 y 69) Nota: la flecha sobre 320 debe ser un círculo.
Normales sesquicuadraturas y además poco efectivas (17)
Tipo semisextil.



Mozart (E-358) muchos sextiles y efectivos (214)
Normales sesquicuadraturas pero muy efectivas (81)
Normales cuadraturas y poco efectivas.
Etc.
Tipo sextil-sesquicuadratura.



Gandhi (E-359) normales oposiciones muy efectivas (303)
Normales cuadraturas pero poco exactas (139)
Tipo oposicion.

Ladi Di (E-360) normales oposiciones y trígono, pero de mucho orbe (126 y 186)
Etc.




Carlos Gardel (E-361) normales oposiciones pero muy exactas y efectivas (250)
Pocas cuadraturas y poco exactas (83)
Normales trígonos y poco exactos (142)
Etc.
Tipo oposicion.




Madre Teresa de Calcuta (E-362) bastantes conjunciones muy poco efectivas (38 y 35)
Pocas oposiciones (24/11) y poco efectivas (113)
Normales cuadraturas pero bastante efectivas (207)
Etc.




Sigmund Freud (E-363) normales semisextiles y sextiles, pero muy efectivos (78 y 147)
Poco exactas oposiciones y cuadraturas (118 y 109), siendo normal su número.
Tipo semisextil-sextil.




Marilyn Monroe (E364) tiene poco efectivos cinco tipos de aspectos: cuadraturas, trígonos, etc.




Dalai Lama 14 (E-365) es un tipo sextil (238)




Elizabeth Taylor (E-366) es un tipo conjunción-cuadratura (216 y 281)




Frida Kahlo (E-368) es un tipo conjunción-oposición (281 y 322).
Y todos los demás aspectos están bajos.



Hay tipo de aspectos y carencia de tipos de aspectos.

Y ambas cosas son igual de importantes.
Hay el tipo no-sextil (carencia de sextiles) , el tipo no-cuadratura (carencia de cuadraturas), etc.

El AstroAnálisis se basa en el humano medio, y desde el estudia todas sus posibles desviaciones.
Y lo normal o media en el tiempo es un poco de todo.
Y esa media no es posible en un solo instante, el instante natal.
Y ese instante, el natal, intentamos interpretar en sus normales desviaciones sobre esa media que se da en el tiempo de cada posibilidad celeste.
No hay un tipo sextil, sino un tipo sextil predominante en un momento determinado dentro de una secuencia completa de aspectos en el tiempo.

Charles Chaplin (E-369) es un tipo oposición en una secuencia de pocas cuadraturas, trígonos, etc.

Salvador Dali (E-370) es un tipo cuadratura-sextil en una secuencia con bajas oposiciones, etc.

Louis Pasteur (E-371) es un tipo conjuncion-trigono en una secuencia de bajas oposiciones, semisextiles, etc.

Elvis (E-372) es un tipo cuadratura-sextil y los demás aspectos dentro de una media efectiva, a pesar de predominar ligeramente el numero de sesquicuadraturas.

Madame Curie (E-373) es un tipo conjunción-cuadratura-sesquicuadratura y bastante bajos los demás. Hay carencia de sextiles y semicuadraturas.
Tipo no-sextil-semicuadratura.

Isadora Duncan (E-375) es un tipo sextil con cinco carencias.

Abraham Lincoln (E-376) es un tipo trígono y no-tipo de oposiciones, cuadratruras, etc.

Richard Wagner (E-377) es un tipo oposición-sextil y no-tipo de cuadraturas, etc.

Tolstoy (E-278) es un tipo conjunción-trígono-sextil y carencia de cuadraturas,etc.

Maria Antonieta /E-381) es un tipo cuadratura, con carencia de conjunciones, oposiciones, etc.

Francisco Franco (E-382) es un tipo conjunción-oposición, falto de cuadraturas y sextiles.

Letizia Ortiz Rocasolano (E-384) es un tipo conjunción-cuadratura, etc

Jose de San Martin (E-385) esta dentro del tipo-medio-normal sin ningun tipo de predominio o carencia; tan solo su número de conjunciones pero poco exactas.

Domingo Faustino Sarmiento (E-386) es un tipo medio anterior, pero aqui vemos como se ha desviado a pocas conjunciones y mas cuadraturas y semisextiles.

Alexandra David Neel (E-387) es un tipo trígono-sextil, con normales oposiciones y sesquicuadraturas y carentre de...

Renee Favaloro (E-388) es un tipo conjunción, con pocas....Rodrigo Alejandro Bueno (E-389) es un tipo trígono y Yul Solar (E-390) un tipo sextil

John F Kennedy (E-291) tiene unas normales sesquicuadraturas pero muy efectivas (110), como normales sus sextiles y en cambio poco efectivos (66).
Es un tipo conjunción(negativa)-semisextil-sesquicuadratura).


Los tipos conjunción además pueden ser positivos o negativos según el signo que predomine.

El Beethoven el negativo.
En Elizabeth Taylor ambos.
En Frida Kahlo el negativo.
En Louis Pasteur el negativo.
En Madame Curie el negativo.
En Tolstoy el negativo.
En Francisco Franco ambos.
En Renee Favaloro el negativo.


No es lo mismo ser un tipo conjunción Pasteur (+219  -323)  o un tipo de conjunción Francisco Franco (+120  -147)

Los aspectos en el tiempo se reparten y se reciben por igual en su número y en más o menos exactitud.
La Luna cada mes hace todos los tipos de aspectos posibles con cada uno de los planetas; y cada uno de estos aspectos que se va formando, llega a ser exacto y vuelve a deshacerse.

En un espacio de tiempo determinado podemos comprobar que los diferentes tipos de aspectos los tiene cada planeta, y en el periodo de un día, cada cúspide.
Cada cúspide diariamente hace todos los aspectos posibles con todos los planetas.

Lo que de por si es uniforme y repartido en el tiempo, para nosotros nos iniciarnos en un momento de este tiempo, puede tener o no esa uniformidad de tipos y exactitudes de aspectos.
Y después de nuestro instante natal, que esta insertado en ese tiempo, que es el mismo para todos, recibiremos posteriomente, y dentro de un periodo de tiempo la misma cantidad de numero y tipo de aspectos; pero los recibiremos desde nuestro referenciado inicio, el nuestro, y solo nuestro instante natal.

Dentro de una continuidad de tiempo, un instante de este tiempo queda como referencia de nuestro inicio.
Para otro que nace dos horas después, su inicio es dos horas después de nuestro tiempo.
Y para otro que nace dentro de un mes, su inicio es un mes después de nosotros.
El tiempo posterior a nuestro inicio (un instante en el tiempo), para otros es tan importante como ha sido para nosotros nuestro inicio; y ese tiempo posterior a nuestro inicio para nosotros es igual de importante como veremos.

A las posiciones de otro nacido un mes después de nosotros las llamamos tránsitos.
Y su efectividad es indudable para nosotros, como indudable que puede ser el inicio de otro.
No es cuestionable que tengan una influencia importante para nosotros unas posiciones posteriores que pueden ser y son el inicio de otros.

Lo que ocurre es que los tránsitos, posiciones universales para todos, aspectan de diferente manera a uno y otros en función a que instante los referenciemos, o sea, el instante natal de cada uno de nosotros. Y esas aspectaciones son diferentes para cada uno de nosotros en función de nuestras posiciones natales, y en función de toda la dinámica propia de ese instante natal y lugar, nuestro horóscopo, y del instante de quien nos aspecta, que también tiene toda su propia dinámica.

Un Júpiter actual (con diferentes tipos de aspectos con planetas actuales, en un signo, etc) no aspecta a un planeta natal, sino a un planeta natal con aspectos de otros planetas natales, en un signo, regente, en un sector, etc.
Y aspecta a ese planeta natal un Júpiter actual portador de unos determinados coeficientes, mas o menos positivos, negativos, ambivalentes o neutros.
De ahí, que se diga que hay tránsitos mas o menos eficaces; y además añado que esa eficacia pueda ser antes o después de una posición exacta, etc.

En primer lugar el Júpiter actual también puede ser positivo, negativo, ambivalente o neutro; y por tanto, todo trígono o cuadratura de este Júpiter es diferente.
No es lo mismo un trígono o una cuadratura del Júpiter actual desde este o aquel signo, como no es lo mismo que ese Júpiter este acompañado de este o aquel aspecto, que afín de cuentas, es de otro planeta, que acaba aspectandonos igualmente.
O sea, mientras ese Júpiter nos va formando el aspectos cada vez mas exacto, el esta cambiando en función de su extorno y aspectos reales; y cuando el aspecto es exacto el puede encontrarse en cualquiera de estos estados mas o menos óptimos con respecto al tipo de aspecto.

El AstroAnálisis explica a través del Capanc (Código de Aspectos de Planetas y Aspectos de Cúspides Natales) que ya he explicado, que los aspectos crean unas zonas, antes y después de cada posición exacta que pueden ser más importantes que la posición exacta del planeta.
Y ello explica porque los tránsitos pueden ser más eficaces antes, durante  o después de determinadas posiciones.
La zona importante siempre engloba de un modo u otro la posición exacta del planeta.

El planeta actual aspectante tiene unos coeficientes que cambian en función de su signo, aspectos, etc, y el planeta receptor tiene unos coeficientes en función de su instante inicial; y además el punto mas intenso, coeficientes mas altos, pueden o no coincidir con la posición exacta del planeta receptor natal; ser antes o después en función de su Capacn propio, en función de la exactitud mayor o menor de los aspectos que recibía de otros planetas en natal.
Si bien el aspecto lo consideramos al planeta natal en concreto, como he dicho este planeta siempre es acompañado en su paso por signo de los aspectos de otros planetas natales, con los cuales esta pues involucrado, y el aspectante actual en su aspecto forzoso en la zona involucra en un todo.
Un caso diferente seria el aspecto a un planeta natal sin aspectos de ningún tipo, cosa muy atípica.
Ver ejemplos de Capacn de los 37 personajes rectificados.

Así pues el planeta actual aspectante, aspecta con coeficientes que cambian, aspectando a un planeta natal con coeficientes propios, y pudiendo ser mas eficaz, intenso o fuerte sus efectos, antes, durante o después, del aspecto exacto con el planeta en funcion del Capacn.
El planeta actual aspectando al natal esta cambiando continuamente en función de los aspectos que recibe, de quien los recibe, de las regencias, del signo, etc.
Ello es otro motivo del porque su efecto mas notorio puede o no coincidir con el aspecto exacto con el planeta natal, en función de tener ese planeta actual mas o menos coeficiente y en el sentido del tipo de aspecto. 

Y a ese efecto llegamos y nos alejamos paulatinamente con más o menos tiempo, y ese tiempo es más o menos dilatado.
Se va subiendo con coeficientes que se van acumulando a los natales por tránsitos, y se vuelve a recuperar los coeficientes natales para cada posición concreta al desaparecer esos tránsitos. 
Ese es otro motivo del porque muchos tránsitos no se notan (por lo paulatino del cambio); y es necesaria la perspectiva del tiempo para reconocerlos.

Imaginemos una conjunción a la que damos 12 grados de orbe antes y después, y aplicamos unos coeficientes que se hacen mayores a medida que esta conjunción es mas y mas exacta.
A 10 grados antes de la conjunción poco a poco se nos acumulan coeficientes, a 6 grados antes más coeficientes, a 3 grados antes mas coeficientes, y así hasta la conjunción exacta con el máximo de coeficiente.
Después de la conjunción exacta vuelve a descender del planeta natal de ese máximo acumulado (por transito sobre natal) y recupera sus coeficientes propios. (recuerdo que sea la posición exacta el máximo coeficiente, no significa que el entorno no sea de mayores efectos y dilatados).
A la conjunción exacta se llega y no de golpe, y en un determinado tiempo, y al igual que ningún horóscopo tiene aspectos totalmente exactos y en cambio son influyentes, con los tránsitos ocurre igual, no es necesaria su exactitud para su efectividad.
Efectividad mucho más evidente como en el natal a más exactitud de orbe.

Si todo ese proceso ocurriera en un día, evidentemente se notaria; pero el proceso puede durar DIAS, SEMANAS o muchos MESES.
Una conjunción de un planeta lento sobre el Sol es paulatina y con tiempo, y en ese tiempo se van paulatinamente acumulando coeficientes de ese encuentro sobre los coeficientes natales del Sol; y ese Sol va aumentado sus coeficientes de día en DIA también de modo paulatino.
Y ese Sol,  nuestro Sol, sufre un incremento perceptible o no para nosotros dentro de todo un contexto general.
¿Como se perciben ligeros incrementos a los coeficientes natales cuando ese incremento es paulatino y dilatado en el tiempo?
Durante ese tiempo, nuestro Sol, nosotros, estamos en ese incremento, estamos en el natal más ese acumulándose por tránsitos, estamos en ese incremento paulatino que tan solo pasado el tiempo por recuperación de parámetro natales podemos discriminar correctamente.

¿Como podemos percibir un cambio si mientras estoy cambiando mi percepción y referencias cambian en función de cada cambio ?

¿Porque me he de plantear si he cambiado, cuando la misma manera de plantearmelo o interrogarme también ha cambiado ?

¿Como puedo percibir los cambios de ese soy, en paulatino cambio, cuando el nuevo soy es tan real y nuestro como el soy sin ese transito, afín de cuentas es uno de sus despliegues?

Sin el transito soy, y con el transito sigo siendo ese soy, o alguna de sus posibles y suyas manifestaciones.

Pues el verdadero soy es el común denominador de todas las opciones que el natal posibilita, simplemente algo mas positivo, mas negativos,.....

Los tránsitos, cambian continuamente nuestros baremos personales dentro de unos parámetros que implica nuestro natal.
Somos, y dejamos de ser continuamente algo que somos.
Somos, más y menos la misma cosa.
Oscilamos y fluctuamos dentro de lo que somos.
Podemos puntual y transitoriamente, dejar de ser lo que normalmente somos, para ser lo que anormalmente podemos optar, en función de una aglomeración inusual de aspectos en determinado sentido sobre un planeta, opción dentro de sus posibilidades inusuales.

Nuestro Marte natal, el nuestro, el Marte de ese instante dentro del tiempo, con sus aspectos, signo, etc, sigue siendo después de ese instante también nuestro Marte, pasando de un signo a otro, aspectado y aspectando, etc. 
Ese Marte posterior que es común a todos, queda referenciado para nosotros con sus características natales.
Y así los demás planetas.
Y el Júpiter actual aspectando a Marte natal, se encuentra que este Marte no es un punto sin más, sino un punto llamado Marte en un signo y aspectos y unos coeficientes propios.
Y que ese Marte puede o no ser el centro de su zona Marte.
Una cosa es el aspecto sobre la posición exacta de Marte y otra cosa es aspectar a la zona de influencia de Marte, que puede estar desplazada antes o después de su centro.

Hay tres Martes, el natal cuantificado y estático en su instante natal, el Marte de todos que sigue su curso, y ese mismo Marte universal que sigue su curso pero impregnado de nuestros baremos y características natales.
Este último Marte siguiendo su curso cambia de signos y aspectos, oscilando en más o en menos sus coeficientes positivos y negativos.

Nuestro instante natal referencia a ese Marte universal en un punto concreto de nuestro tema y al mismo tiempo que es universal para todos, es solo nuestro en función de las características de ese instante natal.
Fluctuamos en función de lo que recibe ese punto concreto estático natal, y de lo que recibe y da siguiendo su curso en función de sus características natales.
En las efemérides actuales, las de hoy, hay una lectura en función de lo que representa cada planeta para nosotros en concreto, son nuestros planetas natales en despliegue.

En Marte que transita, si lo hacemos retroceder acaba sobre nuestro natal, y si lo hacemos avanzar vuelve a la posición actual, es el mismo.
Es el Marte universal, al que atribuimos nuestras características iniciales natales.
Quiero decir que su influencia después es la misma que entonces para nosotros, y que desde entonces, en cualquiera de sus puntos intermedios ha sido inicio de muchos otros temas.
Y para cada uno de esos puntos intermedios es un inicio con las características de ese instante.

Nuestro Marte natal fluctúa (en función de los aspectos que recibe), y el Marte actual universal (reverenciándolo a nuestro Marte) también fluctúa.
Son un mismo Marte, el Marte natal y el Marte actual, que solo y para nosotros toma las características de ese primer instante, aquel instante que se desvaneció con el.
Somos las características de ese instante Marte del inicio insertado en el hoy.
Seremos las características de aquel instante Marte del inicio insertado en el futuro.

Todo lo que nos da el hoy y dará el futuro esta en función de la cualidad del tiempo del hoy y del futuro, referenciado a cualidad del tiempo del inicio natal.

El Marte actual (nuestro Marte con sus coeficientes) transita Aries (acumulando positivos y diferencial) o Libra (acumulando diferencial negativo), recibe buenos aspectos (acumulando positivos), o recibe malos aspectos (acumulando negativos). Y claro además...... nos transita un sector, y es regente, y.....

El Marte actual, que para nosotros es el Marte de nuestro inicio, el Marte de la posición natal, posición que le dio unas características que son las nuestras, y con las que prosiguió su camino.
Desde esas características, y solo para nosotros en las nuevas posiciones y aspectos fluctúa dentro de los condicionamientos y posibilidades de este inicio.
Y fluctúa por seguir en movimiento, y no ser algo estático como ese inicio, que dejo de serlo, y solo es un inicio para nosotros en la continuidad del tiempo de todos.
 ), y para nosotros no es un Marte solo, sino un Marte acompañado de los coeficientes natales ( de su signo y aspectos, etc ), y ese acompañamiento es el que le hace fluctuar dentro de su definición para nosotros.

Es el mismo Marte que podemos encontrar insertado en una Revolución Solar o Lunar.
El Marte de una de estas revoluciones, no es un Marte diferente, sino nuestro Marte, y ese ser nuestro nunca deja de serlo.
Su posición en signo y aspectos actuales con los demás planetas actuales son los mismos que si no estuviera insertado en la revolución.

Paramos el tiempo y analizamos a Marte en función de ese nuevo instante, la Revolución Solar o Lunar, claro esta referenciado por el Sol o la Luna, pues es a través de ellos, de la vuelta a la posición natal del Sol o la Luna que decidimos analizar ese instante. Instante del que debe deducirse si intervienen vinculaciones favorables o desfavorables entre las posiciones y relaciones de ese Marte y Sol actuales y las Natales, o entre ese Marte y Luna actuales y las Natales.
Y a ese instante y por referencia al Sol o la Luna se le atribuye la duración de un año o casi un mes.

Y por definición de quien a provocado este momento, también referenciado a el.
Todo referenciado al Sol en el caso de la Revolución Solar, o a Luna en el caso de la Revolución Lunar.

Y recuerdo que también ellos, Sol y Luna, son nuestros Sol y Luna, con sus valores natales en despliegue, y que ambos en todo momento llevan la impronta natal.
Impronta que oscila en función de los nuevos momentos actuales; pero oscila dentro de sus posibilidades, y no es un punto y aparte, sino uno de sus posibles despliegues.

Las posiciones de los planetas en signos, sus aspectos con los demás planetas, etc, son los mismos antes, durante y después de cada Revolución.
Y ese durante es mas o menos largo en función del recorrido diario de cada uno de los planetas.

Dentro de esa continuidad, el momento en que el Sol o la Luna hacen conjunción (por superposición exacta de sus diámetros de medio grado) sobre esos mismos diámetros natales, paramos el tiempo y analizamos ese instante. Instante para el Sol o la Luna.
La Revolución Solar o Lunar es del Sol y la Luna en cada caso.

Es la vuelta del Sol o de la Luna a sus posiciones natales, repito del Sol o de la Luna, no de los otros planetas, y con esa vuelta a su posición natal se levantan sectores.
Esos sectores tienen sentido directo y en cada caso para el Sol o la Luna; para los demás planetas es una referenciación indirecta, en la que quedan inscritos en función del Sol o de la Luna, y en relación a ellos.

Los valores de los planetas en función de su posición en signo y aspectos en ese instante, incluidos el Sol y la Luna en cada caso, serian los mismos que si no se tratase de una Revolución Solar o Lunar.
Dentro de una Revolución Solar, hay muchas Revoluciones Lunares, que no anulan la Solar, como la Solar no anula al Natal, ni su despliegue del que participan ambas. 
Revoluciones Solares y Lunares son y están en función del Sol y de la Luna.
La Revolución Solar nos habla del Sol y la Revolución Lunar de la Luna.

También cada día podemos hacer la revolución diaria a nuestro ASC, y podemos referenciar este instante y darle el simbolismo de un día, pero claro referenciado a quien lo ha provocado, y que es la superposición de ascendente natal y diario. Nos hablara de quien se trata, del ASC.

Dentro del natal y su despliegue se forman las Revoluciones del Sol (del Sol y referenciadas a el) y las Revoluciones de la Luna (de la Luna y referenciadas a ella), etc.

Recuerdo lo comentado de que el diámetro del Sol y de la Luna es de medio grado, y las posibilidades de investigación que ello conlleva en el ámbitos de estas mismas revoluciones, de otras conjunciones y aspectos, etc.

En las Direcciones Secundarias la resultante de los valores natales más los valores del Marte transitante el día 23 después del natal, se corresponden por el simbolismo de un DIA a un año a nuestros 23 años.
Etc. En su momento entraremos en tema.

El verdadero AstroAnálisis es el del inicio desplegado.
No es el AstroAnalisis de un inicio, sino de la continuidad de este inicio.

El AstroAnálisis es el intento de interpretar la fluctuación dentro de nuestros propios parámetros, del continuo movimiento estelar siguiente a nuestro inicio.

Tiene además el AstroAnalisis todo un trasfondo de lo que no-somos, poco-seremos, poco-conoceremos, poco-viviremos, etc.
Ese  no-poder (ser, conocer, vivir, etc), también es interpretable, y es un condicionante en el futuro; y un condicionante y limitante de primer orden.
Las ausencias y carencias son interpretables como las presencias, y son factores definidores de la cualidad y calidad de cualquier tiempo.
Nos toca un tiempo, una pequeña parte de ese tiempo, y además polarizado por los imponderables de un inicio.
Todo el desconocimiento e ignorancia de las vivencias posibilitadas por el resto de ese tiempo también nos define y ubicua.

En el intento de interpretar lo que hay en un tema, forzamos, desviamos, etc,  nuestra atención en lo que hay, cuando desde las posibilidades generales deberíamos abordarlo desde la consideración de lo que tiene y lo que no tiene, desde lo muy abundante a lo muy carencial, desde lo muy positivo o negativo a lo muy ausente, desde....

El AstroAnálisis desde sus medias, intenta la interpretación de lo hay y de lo que falta.
Tanto nos debe decir tanto ser un tipo trígono como ser un tipo no-trígono.

Tener un planeta positivo-negativo-ambivalente-neutro en el sector XII  tiene el mismo rango interpretativo que no tener ninguno.
La media nos dice que tiene que haber uno, y que ese uno puede estar en diferentes estados; y si el sector XII no tiene ningún planeta, el sector XII no tiene lo que tiene la media, y eso, debe interpretarse.

El equilibrio interpretativo debe considerar lo que somos y lo que no-somos, lo que tengo y lo que no-tengo, lo que vivo y lo que no-vivo, lo que pienso y lo que no-pienso, lo que hago y lo que no-hago, mi circunstancia y mi no-circunstancia, etc.

El AstroAnálisis además del intento interpretativo desde ese inicio desplegado en el tiempo, lo intenta desde lo que hay y desde lo que se carece en ese tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario