Páginas

sábado, 21 de marzo de 2015

C-35 y C-36 COMENTARIOS al Curso de AstroAnálisis1977

C-35 y C-36  COMENTARIOS al Curso de AstroAnálisis1977


C - 35     COMENTARIOS al Curso de AstroAnalisis
Aspectos positivos y negativos de Planetas en Signos muy afines o muy poco afines.

Graficos del   E-279/1  al   E-279/47
   
Sobre la llamada RECEPCION y diferentes tipos de regencias de los signos para lo afín y lo no-afín

Los aspectos son los aspectos (factores de DIAS), y los planetas en los signos son los planetas en los signos (factores de DIAS).

Que un planeta haga un sextil o una cuadratura desde o a tal signo en el cual tiene más o menos afinidad tiene la importancia que tiene, y la tiene desde el seguir siendo un  "factor de DIAS".

Un Marte en Aries es un "factor de DIAS". Un Saturno en Aries es otro "factor de DIAS".

Un trígono de Marte desde Aries potencia lo mucho de afinidad positiva de Marte con Aries. Su Diferencial es alto y positivo.

Una cuadratura de Marte desde Aries potencia mucho de la afinidad para lo negativo de Marte en Aries. Su Diferencial es alto y positivo.

Un trígono de Saturno desde Aries potenciara lo poco de afin entre ambos. Su Diferencial es alto y negativo.

Una cuadratura de Saturno desde Aries potenciara mucho lo poco de afín entre ambos. Su Diferencial es alto y negativo.

Tanto Marte como Saturno son activos en Aries (Diferenciales igual de fuertes, positivos en Marte y negativos en Saturno).

La oposición de Marte en Aries con Saturno en Libra es menos mala que la oposición de Marte en Libra y Saturno en Aries.

Como oposición es igual de mala, y su actividad (diferencial igual de alta), pero lo que ocurre es que a la oposición podemos sumar positivos o negativos, y cuando Marte esta en Aries sumamos positivos y en cambio en Libra sumamos negativos, para hallar el resultado de la relación planeta-aspecto-signo.

Y el caso es inverso para Saturno.

Los resultados (media) serán mejores con Marte en Aries y Saturno en Libra. Iguales el Diferencial (aspectos mas distancia desde la Media).

El AstroAnálisis hace entendibles las recepciones y al mismo tiempo puede prescindir de ellas por estar implícitamente integradas en sus cálculos y hacerse comprender.

Recuerdo los regentes de cada signo para lo afín y lo no-afín.
Marte es uno de los regentes de Aries para lo afín con Aries; y uno de los regentes de Libra para lo no-afín con Libra.
Saturno es uno de los regentes de Libra para lo afín con Libra; y uno de los regentes de Aries para lo no-afín  con Aries.

Una conjunción mal aspectada de Marte y Saturno en Cancer puede ser muy negativa, al ser ambos regentes para lo no-afín de Cancer.

Un trígono de Marte desde 29º 59' 59'' de Aries es el mismo trígono que un trígono de Marte desde 0º 0' 1' de Tauro.
El trígono que el envia es el mismo, simplemente que en Aries era muy afín y en Tauro no lo es.
El trígono tiene el mismo valor, lo que ocurre es que a ese trígono en Aries le sumamos 100 puntos (por estar en Aries) y en Tauro a ese Marte le sumamos 0 puntos (por estar en Tauro).
Ese segundo de diferencia celeste le suma 100 puntos o no en su ubicación en sector; esa es la diferencia.

En rigor eso tampoco es cierto, pues el cuerpo físico de Marte ocupa muchísimo más de un segundo de espacio.

El Sol y la Luna con su medio grado de espacio, no puede hablarse con rigor que en un segundo están o no en un signo. Su paso, su conjunción, su etc, es de medio grado.
Estoy en experimentación que una conjunción de Sol con Sol, de Sol con Luna, de Luna con Luna empieza en el primer contanto entre su corona y el último.

En una revolución solar ese contacto dura un DIA, pues el natal mide 30' y quien ha de superarlo también mide 30'.
No se cuestiona lo apropiado de considerar solo la superposición exacta al segundo entre ambos, sino de investigar todo el proceso anterior y posterior a ese instante como fuente de otras consideraciones no tenidas en cuenta hasta este momento.

Una cúspide tarda 30' en sobrepasar al Sol o a la Luna. 
¿Que determina que sea el momento de su conjunción el paso por su centro exacto?

¿El paso exacto por su centro con astros con diámetros totalmente diferentes?

¿Es determinable el paso por el centro de Luna, Sol , Saturno o Plutón?

¿Esos centros son determinables con volúmenes, distancias, etc, tan diferentes?

¿Es comparable el centro del Sol con el de Plutón? En esos 30' del diámetro del Sol se pueden alinear muchos Plutones.

¿Su conjunción es solo cuando centro de uno y de otro se superponen?

¿Estamos desaprovechando otras consideraciones anexas a lo anterior?

Al igual que no podemos decir que un sector desvirtué al planeta en signo, no podemos decir que el signo desvirtúa un aspecto.
Cada cosa es cada cosa, combinándose de uno u otro modo unas con otras.
Podemos seguir combinando posiciones y decir que ubicamos el ascendente en 0º 0' 0'' de Tauro.
Y de golpe nos encontramos con un Marte con buenos o malos resultados según este en Aries o en Tauro. Bajo la regencia de si mismo o de Venus, etc.
El AstroAnálisis dice que cambian los resultados según este en Aries ( 100 ) o en Tauro ( 0 ), pero sigue la misma actividad (diferencial) claro esta cambiada de sentido.

Entre un sextil de Luna en Cancer ( 100 ) y Venus en Tauro ( 100 ),o un sextil de Luna en Capricornio ( 0 ) y Venus en Escorpión ( 0 ), cambian los resultados (Media) que serán mas positivos en el primer caso, pero su actividad (Diferencial) en sentido y contrasentido será la misma.

Una cuadratura del Sol en Leo ( 100 ) con Marte en Tauro ( 0 ), perjudica mas a Marte que al Sol.
La cuadratura aporta negativos a un Sol en Leo (que aporta positivos) y a un Marte en Tauro (que aporta negativos = resultados más negativos).
Sin embargo en ambos casos el Diferencial (actividad) es la misma. El Sol +50 (Leo) y Marte -50 (Tauro)

Que este aspecto sea desde la ubicación de un planeta en un signo, en una de sus triplicidades, en uno de sus decanes o en uno de sus términos, ya hemos dicho que primero hemos de considerar que queda del signo original del que partimos en la consideración de decan, termino, etc.
De igual manera hemos de considerar en que cambia realmente un signo por el hecho de ser nocturno o diurno, si es que cambia al nivel de dejar de ser lo que representaba según sea uno u otro caso.
La recepción puede ser por dignidad-afinidad llamada domicilio, exaltación, etc. Por debilidad-no-afín llamada exilio, caída, etc.
Hablar de recepción no es mas que hablar de regentes de lo afín y lo no-afín.

El aspecto une dos puntos, puntos ubicados en diferentes signos y sectores.
Un mismo aspectos es recibido de diferente forma por uno y otro punto.
Un trígono puede estar formado por dos cualquiera de planetas, y esos dos planetas situados en cualquiera de los signos.
Y cada uno de estos puntos recibe de diferente forma este mismo trígono.
Pero siempre estaremos hablando desde la consideración de un trígono, y no que sea otra cosa que un trígono.
Ese mismo trígono repercutirá de diferente manera en cada uno de los dos puntos en función del signo, sector, regencia, recepción, etc, y en función de este conjunto puede darnos la impresión errónea de ser mejor o peor, cuando simplemente es un sumando mas del computo general.

El hecho de que un planeta ubicado en un signo este en el sector XI o en el sector V, no desvirtúa el sector su posición en signo, sino que el sector restringe las posibilidades de realización de la multitud de posibilidades anunciadas por la posición planeta-signo a las de planeta-signo-sector.

El AstroAnálisis equipara en los coeficientes los aspectos a las posiciones de planetas en signos, pero a los aspectos, no a uno, que no contrarrestaría la posición en signo.
Son necesarios varios aspectos para contrarestar la posición en signo.
Y téngase en cuenta que el AstroAnálisis prima la exactitud de los aspectos.
Por eso no es correcto decir que tal aspecto de tales planetas al estar entre tales signos da esto y esto, como se hace hablando de recepciones, pues son necesarios varios aspectos para sumar, restar , contrarrestar, etc, a los planetas en signos.
Y un mínimo de práctica hace evidente que no existe tal prevalencia, si bien ciertamente suma afinidades en un mismo sentido, que podemos confundir con la misma.

Un trígono de Luna en Cancer ( 100 ) con Júpiter en Piscis ( 100 ) puede dar mucho de bueno como mucho de malo la conjunción de Luna y Júpiter en Capricornio ( 0 y 0 ), sobre todo mal aspectada.

Las recepciones (diferentes tipos de regencias) en el fondo es un modo de cuantificar posiciones.
Son cuantificaciones parciales de afinidades selectivas, que sin estar insertadas dentro de un marco referencial global pueden tener un valor muy relativo, parcial, circunstancial, etc.
Las recepciones cuantifican algo desvinculado de un conjunto.

En la recepción se considera tanto el aspecto desde donde sale como a donde va.
Si repasamos lo dicho sobre los regentes, esto se explica que el aspecto puede salir de un signo con el que el planeta tiene muchas afinidades (del que es uno de sus regentes), o bien el aspecto es enviado a un signo con el que el planeta tiene muchas afinidades (es uno de sus regentes).
En ambos casos se prima la suma de afinidades que darán un mayor numero de estas.
El razonamiento es el mismo para planetas en posiciones no-afines.

Un Júpiter aspectando positivamente desde o a un planeta en Cancer, en Piscis o Sagitario es bueno pues de un modo u otro le repercute como uno de sus regentes afines.
Un mal aspecto de Júpiter desde o a un planeta en Capricornio, en Virgo o Géminis es malo pues de un modo u otro le repercute como uno de sus regentes para lo no-afín de estos signos.
Un buen aspecto de Marte desde o a un planeta en Aries, Capricornio o Escorpión, es bueno al identificarlos estos signos como de uno de sus regentes para lo afín con ellos.
Un mal aspecto de Marte desde o a un planeta en Libra, Cancer o Tauro, es malo al identificarlos estos signos como uno de sus regentes para lo no-afín con ellos.

Hay pues un entramado de relaciones que pueden estudiarse separadamente y conjuntamente.
Las recepciones no son mas que la confirmación de las diferentes regencias de lo afín y lo no-afín de los signos, y este es el verdadero y delimitado valor que tienen.

En la serie de Adjuntos E-279/1 a E-279/47 pueden compararse aspectos de planetas ubicados en signos de su máxima o mínima afinidad, con independencia de que el aspecto sea positivo o negativo.
Cuando la afinidad entre planeta y signo es máxima (85-100 puntos) el circulo es de color azul, y cuando esta afinidad es mínima (0-15 puntos) el circulo es de color rojo.
Cuando el aspecto entre ambos planetas es positivo se indica con (+), y cuando es negativo con (-). Cuando no se indica ( +  o  -) es que la ubicación de ambos planetas puede producir un aspecto positivo o negativo según los grados ocupados en los signos de cada cual; así, en la figura 1 del grafico E-279/1, entre la Luna y el Sol de puede producir una semisextil o una semicuadratura. Lo mismo ocurre en la figura 2, en la 7 y en la 8.



En las figuras 7, 8, 11 y 12 del grafico E-279/2, pueden tratarse de distancias de 150 o 135 grados, según unos casos u otros.
   


Dos signos en sextil, de hecho pueden y contienen la posibilidad de semicuadraturas.

En el gráfico E-279/1 vemos que los aspectos positivos en signos de máxima afinidad entre el Sol y la Luna son:
Semisextil de Luna en Cancer y Sol en Leo
Semisextil de Luna en Tauro y Sol en Aries
Actuando de manera positiva en sector por presencia o regencia



Los aspectos positivos en signos de mínima afinidad entre el Sol y la Luna son:
Semisextil de Luna en Capricornio y Sol en Acuario
Semisextil de Luna en Escorpion y Sol en Libra
Actuando de modo mas bien negativo en el sector

Los aspectos negativos en signos de máxima afinidad entre el Sol y la Luna son:
Semicuadratura de Luna en Cancer y Sol en Leo
Cuadratura de Luna en Tauro y Sol en Leo
Cuadratura de Luna en Cancer y Sol en Aries
Semicuadratura de Luna en Tauro y Sol en Aries
Actuando de modo ambivalente en el sector y con un Bruto alto.

Los aspectos negativos en signos de mínima afinidad entre el Sol y la Luna son:
Semicuadratura de Luna en Capricornio y Sol en Acuario
Cuadratura de Luna en Escorpión y Sol en Acuario
Cuadratura de Luna en Capricornio y Sol en Libra
Semicuadratura de Luna en Escorpión y Sol en Libra
Actuando de manera negativa en sector por presencia o regencia

Hay conjunciones para estudiar al estar formadas por planetas que en el signo que están tienen mucha o poca afinidad.

Conjunciones de Planetas en Signos que les son muy afines:
LUNA y VENUS en Tauro
LUNA y JUPITER en Cancer
MERCURIO y SATURNO en Acuario
MERCURIO y URANO en Géminis
MERCURIO y URANO en Acuario
VENUS y JUPITER en Piscis
VENUS y SATURNO en Libra
VENUS y NEPTUNO en Piscis
SOL y MARTE en Aries
SOL y PLUTON en Leo
MARTE y SATURNO en Capricornio
MARTE y PLUTON en Escorpión
JUPITER y NEPTUNO en Sagitario
JUPITER y NEPTUNO en Piscis
SATURNO y URANO en Acuario
Estos planetas en conjunción alcanzan en estos signos unos máximos de afinidad no posibles en otros.

Conjunciones de Planetas en Signos que les son muy poco afines:
LUNA y VENUS en Escorpión
LUNA y JUPITER en Capricornio
MERCURIO y SATURNO en Leo
MERCURIO y URANO en Sagitario
MERCURIO y URANO en Leo
VENUS y JUPITER en Virgo
VENUS y SATURNO en Aries
VENUS y NEPTUNO en Virgo
SOL y MARTE en Libra
SOL y PLUTON en Acuario
MARTE y SATURNO en Cancer
MARTE y PLUTON en Tauro
JUPITER y NEPTUNO en Géminis
JUPITER y NEPTUNO en Virgo
SATURNO y URANO en Leo
Estos planetas en conjunción alcanzan en estos signos unos máximos de no-afinidad no posibles en otros.



En la figura 3 y 4 del grafico E-279/3 vemos la oposición de VENUS con SOL desde signos afines o poco afines respectivamente.

SOL-Aries ( 100 ) en oposición VENUS-Libra ( 100 ) es menos perjudicial que la de SOL-Libra ( 0 ) y VENUS-Aries ( 0 ).

Una oposición es una oposición y como tal conflictiva.

Pero esa negatividad sumada a una posición afín de Sol en Aries ( 100 ) y de Venus en Libra ( 100 ) da una resultante mas positiva que sumada a las poco afines posiciones de Sol en Libra ( 0 ) y Venus en Aries ( 0 ).

Las cuatro posiciones tienen el mismo diferencial (actividad), pero dos de estas oposiciones son mas perjudiciales (sol-libra y venus-aries).

Perjudiciales pues de suman los puntos negativos de la oposición (que puede ser mas o menos exacta, y por tanto con mas coeficiente) y los de la poca afinidad entre planeta y signo.

Si no podemos encontrar el mismo nivel de negatividad en ninguna otra oposición entre Sol y Venus, si la encontramos en su cuadratura SOL-Acuario ( 0 ) y VENUS-Escorpion ( 0 ) figura 2 del grafico E-279/3. Las demás cuadratura de Venus y Sol no son tan negativas.

El ejemplo anterior valido para otras cosas, tránsitos, direcciones, sinastria, etc,  no lo es para el natal, pues Venus y Mercurio nunca se alejan del Sol.

Pero si tienen la posible negativa semicuadratura Venus-Aries ( 0 ) y Sol-Acuario ( 0 ), o Venus-Virgo ( 0 ) y Sol-Libra ( 0 ).


                                     


En estos gráficos, en todos los casos estamos ante Diferenciales máximos (actividad máxima en sentido o contrasentido), por ser posiciones de planetas con signos muy afines o muy poco afines.
Una oposición (figura 2 de E-279/6) de Sol-Acuario ( 0 ) con Saturno-Leo ( 0 ) esta en el tope de su negatividad; negatividad por oposición y por posición de planetas en signos poco afines.
Comparable a la oposición (figura 6 de E-279/6) Sol-Libra ( 0 ) y Saturno-Aries ( 0 ).
Comparable a la sesquicuadratura (figura 10 de E-279/5) de Saturno-Cancer ( 0 ) y Sol-Acuario ( 0 ).
Comparable a la cuadratura (figura 4 de E-279/6) de Saturno-Cancer  ( 0 ) y Sol-Libra ( 0 ).
Comparable a la posible semicuadratura (figura 8 de E-.279/6) de Saturno-Leo ( 0 ) y Sol-Libra ( 0 ).

 Estamos ante toda una serie de aspectos de planetas en unos signos que facilitan y los hacen validos para investigaciones por contener esos máximos y mínimos que los desmarcan de otras posiciones mas corrientes e intermedias.

A todos estos gráficos hay que añadir las combinaciones ambivalentes, de domiciliados y exiliados y caídos, de exaltados y exiliados y caídos, como puede ser un SOL en Leo ( 100 ) y en trígono a SATURNO en Aries ( 0 ).

El SOL en su domicilio y SATURNO en su caída. En este caso el trígono, que es un trígono, beneficia a ambos, pero evidentemente los beneficios son mayores para el Sol en Leo ( 100 ) ya fortalecido por signo.
A Saturno debilitado por signo ( 0 ) le ayuda, pero no lo suficiente para salir de su negatividad; y otro buen aspecto tan solo crearía una situación de ambivalencia, por negativos por posición en signo y positivos por aspectos.

No hay aspectos que funcionen o no funcionen, o que funcionen mas que otros, simplemente los aspectos son los aspectos y una parte de la interpretación y una parte de los sumandos.
En unos casos contribuyen en mas y en otros en menos, en unos casos dan la impresión de ser mas claros y evidente su intervención y en otros menos en función del resto de los componentes.

No se puede decir que un sextil en según que casos actúa como una cuadratura y en otros casi parece un trígono.
Eso no es así.
El resultado de un sextil del Sol en Acuario ( 0 ) tiene un resultado diferente de un sextil del Sol en Leo ( 100 ).
La contribucion del sextil en uno y otro caso es la misma, cambia el signo al que suma puntos y por tanto al resultado final.
Sextil sumado a Sol en Acuario ( 0 ) o Sextil sumado a Sol en Leo ( 100 ).
Ni el sextil se convierte en cuadratura ni en trígono.
Un aspecto no es mas o menos efectivo en función de presencia, regencia, recepción, etc, sino que es un eslabón mas de todo un conjunto, siendo erróneo tomarlo como referencia siendo un "factor de días"  y común a muchos.

Saturno en Leo aspectado un trigono a Aries es mucho mejor que estar aspectando una oposición a Acuario.
Consideramos que un trígono es benéfico y una oposición no.

Otra cosa es que Saturno en Leo ( 0 ) este mejor o peor que en Acuario ( 100  ) o Aries ( 0 ). 

Es en función de ese después que podemos decir si los resultados de ese trígono a Aries desde Leo valen la pena.

Es evidente que en Leo y Aries no esta muy afín, de modo que este trígono se aprovecha poco, pero se aprovecha; lo que ocurre es que su aportaciones en puntos positivos no son lo suficientes para hacer salir a este Saturno de su negatividad, y por tanto a malas actuaciones en los sectores que este. Incluso erróneamente podemos llegar a decir que este trígono perjudica, no percatándonos que tan solo es un sumando en el eslabón dependiente del computo final, y por ese computo negativo, lo incluimos como malo, y eso no es así, aunque inicialmente lo parezca.






Etc


C-36  COMENTARIOS al Curso de AstroAnalisis

 APARTADO 20.-  ASPECTOS A CUSPIDES   "Factores de MINUTOS"

Entramos en los "Factores de Minutos"

Los factores generales, comunes a muchos se particularizan en función de cada lugar y tiempo.
Los factores mas personales son los aspectos a las cúspides. Y en estos aspectos son las cúspides quienes evolucionan y no los planetas. No es el planeta que cruza el ASC, sino el ASC quien cruza al planeta. Podemos decir que en función de la evolución del Ascendente en un segundo de tiempo un planeta en el sector I pasa a ubicarse en el sector XII. Un planeta en el ascendente, cuatro minutos después, es sobrepasado un grado por este ubicándolo en el sector XII.

Un planeta no esta a 5 grados de una cúspide, sino que la cúspide hace 5 grados que estaba en conjunción con el. El planeta no se acerca a la cúspide, sino que la cúspide abandona al planeta.
No podemos decir que durante una hora la cúspide se acerca a un planeta y durante una hora se aleja de el, como no podemos decir que durante 15 grados se acerca al planeta y durante 15 grados se aleja de el. La primera parte en función de ubicación en sector y influencia en este, tiene un sentido que en la segunda parte falta debido a las diferentes latitudes y por tanto dimensiones de sectores.

En el AstroAnálisis se da la misma importancia a cada cúspide, a cada eje, a cada extremo de ese eje.
No existe solo el Asc, existen 12 Asc, 12 tiempos correlativos en función de uno inicial. Cada uno de nosotros tiene un tiempo inicial, solo nuestro, dentro de un continuo.
Y ese continuo de un día lo marcamos cada 2 horas (sectores) desde nuestro lugar (latitud y longitud). Y eso que marcamos, los once sectores siguientes aun no han aparecido en el horizonte. Sobre eso aun llevo investigando, y en su momento retomaremos el tema.
Otro tema (los sectores naturales) es el grado que aparece realmente y solo para ese lugar en el horizonte cada dos horas, y sobre el que también volveremos mas adelante.

Un horóscopo rectificado a nivel de veinte minutos es algo, a nivel de algunos minutos es mucho, rectificado al segundo lo es todo.
En el AstroAnálisis son visibles los cambios cuantificados a nivel de minutos. Otra cosa es si es posible discriminar interpretaciones entre esos pequeños cambios.
Es difícil en general especificar las diferencias entre un horóscopo para las 12,35 y las 12,45. Igualmente se hace difícil de distinguir un horóscopo del día 22 a las 13,24 y otro para el día siguiente a las 13,20. Me refiero a distinguir interpretativamente. Podemos apalancarnos en la interpretación de la Luna para distinguirlos, pero la Luna es solo una parte y queda el resto, y en muchas muchas ocasiones esa Luna no es tan importante.

Ciertamente si entre natales son pocas las diferencias entre dos horóscopos correlativos y del mismo lugar, son muchas las que con el tiempo pueden introducir esa diferencia por direcciones, ciclos, etc. Las diferencias están en que para uno y otro estas direcciones se presentan en diferentes momento, y eso es fundamental. Lo fundamental es el despliegue del inicial.

Este apartado consta de varias series explicativas.
En la primera serie de adjuntos  E-280/1  al  E-280/7  solo hay aspectos al ASC de algunos personajes para explicar como debe ser abordado el apartado 20 y 21 de los personajes rectificados que van de los adjuntos E-280 al E-316.











En los adjuntos E-280/8 y E-280/9, se detallan ejemplos de personajes de aspectos a la cúspide XII negativos.





En los adjuntos E-280-A, E-281-A, E-282-A, E-283-A y E-284-A, vemos aspectaciones a cúspides de planetas en un mismo instante.







Y en la serie E-316/1 al E-316/14 tan solo el resumen del apartado 21de cargas a cúspides de otros 56 personajes.






En el apartado 20 del grafico E-280 y tenemos los aspectos a cúspides de los planetas, y en el apartado 21 su resumen.


Utilizo la tabla A-0-5, para experimentar los aspectos de los planetas a las cúspides de los sectores.

En la parte superior de cada cúspide 20/1 y 20/3 se detalla el tipo de aspecto, planeta y coeficiente (según orbe) que corresponde por trígono, sextil, etc.
En la parte inferior 20/2 y 20/4 los que corresponden por oposición, cuadratura, etc.

La conjunción se desglosa la mitad de su coeficiente en la parte superior 20/1 y la otra mitad en la parte inferior 20/2.

La conjunción de un planeta con una cúspide no es ni positiva ni negativa, sino que depende de la opción de cada momento por tránsitos y direcciones, estando presta a ambas posibilidades.

Los aspectos que recibe este planeta en conjunción con esta cúspide ya quedan reflejados por los coeficientes de ese planeta a esa cúspide, sean positivos o negativos, al mismo tiempo que el también los recibe.

En función de esta influencia será más o menos positivo en la cúspide; pero esas influencias son continuas en ambos sentidos y por tanto lo importante es su coeficiente global en función de su mayor o menor orbe con la cúspide.

Ese coeficiente global de la conjunción planeta cúspide siempre estará oscilando en mas o menos positivo, y desplazado inicialmente en mas o menos positivo según el resto de aspectos a cúspides que a el afecten. Y esa mitad, y mitad en la practica, sufre una corrección.


En el apartado 21/1 se especifican la suma de coeficientes positivos alcanzados por cada cúspide.
En la la cúspide IV se especifica +12,2 (suma de 1,3 de Plutón, de 6,8 de Luna y de 4 de Sol).
Experimento con la media de +21 (entre 11-29)

En el apartado 21/2, la cuspide IV alcanza -36,7 (suma de 6,8 de Luna, 0,1 de Marte, 17,8 de Saturno, 10,6 de Neptuno y 1,3 de Pluton).
Experimento con la media de -21 (entre 11-29)

El apartado 21/3 es la suma de los apartados 21/1 y 21/2
Experimento con la media de 42  (entre 25-59)

El apartado 21/4 es el tanto por ciento alcanzado por las cargas de cada cuspide.
Experimento con la media de 8,3% (entre 5%-11%)

El apartado 21/5 es la suma total de cargas positivas de las cuspides.
Experimento con la media de 250 (entre 215-285) y el 50% del total.

En el apartado 21/6 las negativas.
Experimento con la media de 250 (entre 215-285) y el 50% del total.

En el apartado 21/7 se detalla el total de cargas positivas más negativas.
Experimento con la media de 500 (entre 430-570)

En el grafico E-280 de Napoleón podemos ver planetas que influyen mas que otros sobre las cúspides.
En la cúspide II, Urano con 10,2; en la cúspide III, el Sol con 12,3; en la cúspide IV, Saturno y Neptuno con 17,8 y 10,6, Etc.




Cada planeta influye normalmente sobre un par de cúspides con aspectos positivos o negativos a ambas.

El caso de la conjunción a una cúspide y oposición a otro, casi siempre es un revulsivo.

Como hemos visto en la conjunción de un planeta a una cúspide repartimos su coeficiente alcanzado, que posteriormente deberá decantarse algo en uno u otro sentido, pero en la practica repartido.

En los aspectos a cúspides los planeta es como si enviaran una parte determinada, y en la conjunción es la presencia misma del planeta en la cúspide, haciéndole apto a cualquier posibilidad planeta-cúspide, en función de tránsitos y direcciones.

Ciertamente los demás planetas también los sufren, pero la relación de estos y las cúspides tienen un punto de partida claro de positivo o negativo.


El Urano anterior hace una oposición de -10,2 a la cúspide II y una conjunción a la cúspide VIII (+5,1 -5,1).
Su conjunción a VIII implica su oposición a II.

El Sol influye con +12,3 en III, pero poco en IX, con 3,6.
Es la diferencia de aspectar un trígono o un sextil y diferencias en cuantificar sus orbes.

En su MC su planeta mas fuerte es Saturno en conjunción (+8,9  -8,9) y oposición a IV.
Su conjunción en MC se decantara en la practica en mas negativa, por el conjunto de aspectos de esta cúspide.
Véanse los negativos de Luna y Neptuno.

Los ejes mas importantes son el IV-X  (negativo) y el VI-XII (positivo) Apartado 21.
El Saturno que negativiza el eje IV-X, en cambio positiviza el eje VI-XII. 20/1 y 20/2.

Esa oposición de Luna-Saturno en el eje IV-X hace al mismo tiempo trígonos al eje VI -XII.




En el grafico E-280/1 podemos ver cuatro ejemplos de ASC Aries:
Nietzche con un sextil de Mercurio
Sinatra con un trigono de Mercurio y Sol (regente)
Streisand con un trígono de Plutón

Una cúspide puede estar en doce signos, sus regentes para lo afín en otros doce, y sus regentes para lo no-afín en otros doce signos, puede recibir aspectos desde otros doce signos y por diez planetas con un orbe mas o menos exacta, etc.
Todo ello implica que no hay dos ASC en Aries iguales.

Con ASC en Tauro:
Luther King con cuadratura de Mercurio
Garcia Marquez con cuadratura de Marte (regente no-afin)
Charles Manson con Cuadratura de Luna (regente), oposicion de Mercurio y Jupiter

Un  mismo ASC puede recibir aspectos de diferente tipo y planetas y estos ser afines y no-afines




En E-280/2 cuatro ejemplos de ASC en Cancer:
Van Gogh positivo de Luna
Blavatsky negativo de Neptuno
Alice Bailey positivo de Plutón y Luna (regente) y negativo de Saturno (regente no-afín)
Schwarzenegger positivo de Júpiter (regente)

En la practica cada ascendente tiene grados y matices tan diferenteses que lo hacen único.
Y ese ASC es una cúspide, y una cúspide mas. Y todas las demás tan importantes como esta.




Hay cúspides como la de Muhammad Ali netamente negativas ASC en Leo (E-280/3)
Otras neutras como la de Nixón en Virgo (E-180/3)
Otras como la de Elton John aspectada en positivo por su regente no-afín, y en negativo por su regente para lo afín. (E-280/3)
Alan Leo tiene en conjunción a Saturno, su regente no-afín (E-280/3)
En E-280/4 Michael Jackson tiene los aspectos negativos en su ASC Escorpión de su regente para lo afín (Marte) y su regente para lo no-afín (Venus)

La serie E-280/1 a E-280/7 a través solo de los ejemplos de aspectos al ASC comprobamos su abundante dinámica, riqueza de matices, y sobre todo canalización de los factores generales de días a la concreción de los factores de minutos.
Todas las cúspides ofrecen esa riqueza y dinámica y todas son igual de importantes.







En grafico E-280 de Napoleón vemos que tiene menos aspectos de los normales a cúspides, tanto de positivos como de negativos. E-280/5-6-7
Domina el eje IV-X  (12,9%)  E-280/4
Eje con la oposición de Luna-Saturno y mal aspectado por Neptuno. E-280/1-2-3-4
Y bajas las cúspides I  (2,6) y IX (2,3)  E-280/4
Se destaca el predominio positivo del eje VI-XII debido a las aspectos positivos de la oposición Luna-Saturno




En la serie E-280/8 y E-280/9, de aspectos negativos a la cuspide XII, y por tanto afectando por mismo eje al sector VI, vemos:





Un conflictivo aspecto de Luna a: Einstein, Helen Keller, Coco Chanel, Michael Jackson, Hitler, Nixon, George Sand, Alice Bailey, Van Gogh.

Un conflictivo aspecto de Mercurio a: Helen Keller, Bruce Lee, Wald Disney, Charles Manson.

Un conflictivo aspecto de Venus a: Hermann Goering, Katherine Hepburn, Oscar Wilde, Goebbels.

Un conflictivo aspecto de Sol a: Fred Astaire, Churchill, Nelson Mandela, Bob Dylan, Heinrich Himmler.

Un conflictivo aspecto de Marte a: Clint Eastwood, Katherine Hepburn, Uri Geller, Sinatra, Charles Manson.

Un conflictivo aspecto de Jupiter a: Hitler, Bob Dylan, Nixon.

Un conflictivo aspecto de Saturno a: Helen Keller, Coco Chanel, Bruce Lee, Erwin Rommel.

Un conflictivo aspecto de Urano a: Christian Anderson, Hermann Goering, Chopin, Bob Dylan, Orson Welles, Goebbels, Adolph Eickmann.

Un conflictivo aspecto Neptuno a: Charles Manson, Alece Bailey, Nietzche, Van Gogh, Adolph Eickmann.

Un conflictivo aspecto de Pluton a: Agatha Christie.


Entre los derivados de los aspectos a las cúspides esta, que cada DIA estas repiten en el lugar natal las mismas combinaciones con los planetas natales.
Si cambiamos de lugar, esta misma estimulación cambia y evidentemente se posibilita otra, pero esa otra al ser diferente de la que ofrece el natal no se suma a este sino que crea otra opción.
En este posible traslado pueden buscarse otras opciones mejores en cada caso concreto.
Cada lugar ofrece posibilidades diferentes, e imposibilita otras, y además diferentes en el tiempo por evolución de las Estrellas Fijas.

La recepción de buenos y malos aspectos por las cúspides es algo completamente común, y repartido uniformemente y diariamente (marcando las diferencias la latitud)
Otra diferencia es que nunca una cúspide recibe el mismo aspecto de un planeta, pues este planeta evoluciona dentro del signo o signos, recibe aspectos, regencia a un u otro sector, etc, le cambian los "factores de días".  
Si cada día el Asc del lugar recibe trígonos y cuadraturas de Saturno, ese Saturno no es nunca el mismo, y no es posible reproducir en otro día sus "factores de DIAS", pues se ha movido dentro del signo y es mas o menos aspectado, etc.



En el grafico E-280-A de Napoleón vemos los aspectos que cada planeta hace a sus cúspides.

Su Júpiter en sector I siempre va en conjunción con la cúspide II y en oposición a la cúspide VIII.
Y ese Júpiter es situado en un signo y con sus aspectos, y como regente de lo afín y no-afín y ubicado en un sector.
El Júpiter que hace conjunción a la cúspide II, es un Júpiter condicionado con el signo en el que esta, por los aspectos de otros planetas, por sus regencias y sector en el que esta ubicado.

Su Mercurio en sector X va acompañado de sus aspectos negativos al eje III-IX.
En ese inicial natal, es el eje III-IX quien se encuentra con los aspectos negativos a un Mercurio situado en un sector X, en un signo y con unos aspectos y regencias propias.
El eje III-IX no aspecta solo a un Mercurio, sino a un Mercurio con todos sus condicionamientos.

En el mismo momento, que el eje II-VIII sale de la conjunción-oposición con Júpiter, que el eje III-IX se encuentra con los aspectos negativos a ese Mercurio, otro eje, el IV-X se encuentra también  los aspectos negativos a un Marte condicionado por un signo, unos aspectos de planetas, ubicación en sector y regencias.
Y así el resto de las cúspides como podemos ver.

Vemos planetas como el Sol y Saturno mas involucrados con los "factores de MINUTOS" que ese Júpiter o ese Mercurio.
Ese Saturno condicionado por signo, aspectos, etc, perjudica al eje I-VII y al eje IV-X, en cambio favorece al eje VI-XII y al eje V-XI.
Vemos como el Sol condicionado por su signo, aspectos, etc, favorece al eje I-VII, al eje III-IX, etc.
Comprobamos con el eje III-IX es perjudicado por Mercurio y favorecido por el Sol. Y el eje I-VII es perjudicado por Saturno y favorecido por el Sol.
Y ese perjudicar y favorecer ahora esta muy matizado, pues quien lo hace, lo hace desde su condición de planeta en signo y sector, aspectado por otros planetas y como regente de lo afín y de lo no-afín.

El Sol de Napoleón  en sextil al ASC lo hace desde un signo y unos aspectos (factores de DIAS), desde un sector y unas regencias (factores de HORAS) y a una cúspide (factores de MINUTOS).
No es un Sol como el de los demás, es su Sol.
Ese mismo ASC recibe la cuadratura de Saturno, pero de su Saturno.
Un sextil del Sol y una cuadratura de Saturno al ASC en otro horóscopo, serian otros sextiles y cuadraturas de Sol y Saturno, pues esos Soles y Saturnos estarían en otros signos con otros aspectos, con otros sectores y regencias. Cada instante tiene su Sol y Saturno propio.

No aspecta un planeta a una cúspide, sino que lo aspecta con todo su condicionamiento. Y recuerdo que es la cúspide en su evolución diaria quien es aspectada, y es desde aquí donde se ve claramente que es aspectada por un planeta con todo su condicionamiento. Cuando una cúspide sobrepasa a un planeta, ese planeta esta en un signo, antes durante o después de la posición de este planeta recibe unos aspectos de otros planetas, y por el hecho de ser sobrepasado por una cúspide esta ubicado en uno u otro sector,  y por condicionamiento terrestres de ubicación de sectores en signos, queda para cada caso en concreto como regente de lo afín y lo no-afín de otros sectores.
Todos los factores de DIAS y de HORAS quedan involucrados e individualizados en esos factores de MINUTOS, que dan características únicas a ese horóscopo.

Luego, son las direcciones al SEGUNDO, que hace que a horóscopos muy parecidos los acontecimientos se presenten en diferentes tiempo, y estos hace que los destinos sean unos u otros.
Yo soy yo (horóscopo, MINUTOS o SEGUNDOS) y mi circunstancia (direcciones) .
Yo soy yo (horóscopo rectificado a los SEGUNDOS y mi despliegue (direcciones desde rectificación al SEGUNDO).
Y mi circunstancia y despliegue esta insertado en el continuo de todos.

Para dos horóscopos muy parecidos, no es lo mismo afrontar acontecimientos hoy, que dentro de dos meses; no es lo mismo esta mañana que esta tarde.
Durante estas diferencia de tiempo, por pequeñas que sean, cambian un universo de cosas que favorecen o desfavorecen a horóscopos muy parecidos.
Hablo de horóscopos correlativos con poca diferencia de tiempo entre ellos; que nos seria difícil de diferenciar interpretativamente, pero que si podemos diferenciar perfectamente su recepción distanciadas de direcciones en el tiempo.

Todo el apartado 20 del grafico E-280 de Napoleón ocurre en el mismo instante, su instante natal, y  podemos desvincular un solo aspecto e intentar su experimentación, pero la realidad es la interacción, y vinculación de todo un conjunto.
Para ese instante y lugar, cuando el ASC recibe un sextil del Sol, también ese ASC y resto de cúspides reciben otros aspectos de planetas.
Ese lugar y tiempo condiciona para ese instante todo ese conjunto único de aspectos mas o menos exactos.
En grafico E-280-A  vemos como en el mismo instante natal las cúspides son aspectadas por diferentes planetas ubicados en diferentes sectores.

 Y en los gráficos E-281-A  a Beethoven, en E-282-A  a John Lennon, en E-283-A  a Mozart, en E-284-A  a Gandhi, etc.
No hay una relación de cúspide con planeta, sino de cúspide con planeta-signo-aspectos-regencias, etc.
Y todas las cúspides al mismo tiempo están relacionadas, vinculadas, etc.






Un planeta en un sector (factor de HORAS) puede ser por ubicación en signo y aspectos recibidos, positivo, negativo, neutro, ambivalente, con alto o bajo diferencia, media, etc., pero seguiremos estando en los "factores de HORAS", comunes a quienes han nacido durante un par de horas en aquel lugar (dentro de un orbe de longitud y latitud). Es en su aspectacion a cúspides que todo ello se reconduce a los factores de MINUTOS. Un aspecto a las cúspides es mas individualizante que su ubicación en sector.

En la serie E-316/1 a E-316/14 comprobamos a personajes con muy pocos aspectos a las cúspides como: Richard Nixon, Eva Braun, Wald Disney; junto a otros con muchos:
Mussolini, Nietzche, Himmler.

Unos en que predominan los aspectos positivos: Manson, Brando, Onassis, Patton.

En otros los negativos: Chopin, Sinatra, Van Gogh, Churchill, Hepburn, Sand, Orson, Eickmann, Rommel, Mandela, Lautrec.

Cuspides ambivalentes como los de: Nietzche (V), Adams (VI), Chopin (XII), Leo, (MC), Sinatra (IV), Bailey (XII), Manson (VI y XII), Hepburn (ASC y IX), Cayce (IV), Sand (III, IX y XII), Brando (XI), Goebbels ( II y VIII), Patton (V y XI), Astaire (ASC), Jackson (IV), Lautrec (V).


Los comentarios que siguen a los ejemplos rectificados, lo son muy a groso modo, pues detrás de cada uno hay condicionantes muy amplios.

El Saturno que machaca el eje III-IX de Mozart, no es solo Saturno, sino que es su Saturno, con cargas por signo y aspectos, ubicado en un sector y con sus regencias, etc.
La oposición a la V de Mercurio y Venus de Marilyn, no es una oposición sencillamente de Mercurio y Venus, sino de su Mercurio y Venus.
Con los resultados del apartado 21, nos adentramos en el 20, y de este a lo anterior visto hasta ahora.

Beethoven E-281 solo tiene positiva la cuspide X. Le predominan los aspectos negativos a cúspides, y la mitad de sus ejes son conflictivos.
  

Lennon E-282 tiene un ligero predominio de aspectos positivos a cúspides y un eje III-IX positivo. Son de interés sus saldos positivos en I y XII, como lo negativo de su eje V-XI.



Tambien E-283 en Mozart predominan los aspectos positivos a cúspides, ese Saturno machacando el eje III-IX.



En Gandhi E - 284 faltan aspectos positivos a cúspides, su XI desplomándose sobre su V, su Mercurio contrarrestando la negatividad del eje I-VII.



Ladi Di E-285 con pocos aspectos a cúspides, su eje positivo, IV -XI, y su prácticamente ambivalente VI-XII, machacado por Marte-Plutón.



Gardel E-286 con positivos bajos, y su negativo eje III-IX, machacado por Saturno.



Una Madre Teresa E-287 con mas aspectos de los normales a cúspides, y unos ejes de los mas interesantes que prácticamente la retratan.



En Freud E - 288 además de sus bajos negativos, su ambivalente eje V-XI.

Marilyn E-289  con sus bajos positivos y su oposición a la V de Mercurio y Venus.

En Dalai Lama E-290 son bajos sus aspectos y su ambivalente e interesante eje VI-XII.

El eje I-VII de Elizabeth Taylor E-291 esta machacado por Sol-Mercurio-Neptuno, y sus aspectos positivos son bajos.

Las oposiciones negativizan el eje IV-X de Garcia Lorca E-292.

La cúspide I netamente positiva de Frida E-293, junto a un eje III-IX bien negativo por oposiciones.

La cúspide II netamente negativa de Chaplin E-294, su positiva cúspide III, la ambivalencia de la VI se contrapesa con la negativa XII.

En Dali E-295 nos encontramos con ejes muy claros positivos I-VII, o negativos IV-X, y cúspides claramente positivas la VII y IX. Bajos aspectos negativos.

Pasteur E-296 con su ambivalente III descargado a la IX, su eje negativo III-IX, y sus positivas cúspides VII y VIII.

Elvis E- 297, con muchos aspectos positivos y negativos. Su ambivalente eje II-VIII, su positivo IV-X y VI-XIII, su negativo I-VII y V-XI.

Madame Curie E-298, con bajos aspectos positivos y altos negativos. Con tres ejes netamente negativos.

James Dean E-299 tiene bajos los positivos, y un negativo eje V-XI, y cúspide III.

La cúspide I de Isadora Duncan E-300 muy negativa y la V muy positiva. Positivo eje I-VII.

La cuspide positiva de Lincoln E-301 por efecto de tránsitos y direcciones positivas será mas positiva, y con tránsitos y direcciones negativas, conocerá la ambivalencia.

Su caso inverso es Tolstoy E-303 con una negativa cúspide I.

En cambio el eje I-VII de Wagner E-302 de por si ambivalentes, nunca serán positivos o negativos, sino ambivalentes positivos o ambivalentes negativos por efecto de tránsitos y direcciones.

Borges E-305 tiene un eje II(+33)-VIII(-36), positiva II y negativa VIII, aquí tránsitos y direcciones pueden balancear en mas positiva la II y en mas negativa la VIII, y también la ambivalencia por periodos para una y luego para la otra.

El eje II-VIII de Maria Antonieta E-306 puede negativizarse mucho, ya de por si muy negativo.
Su eje I-VII totalmente neutro, puede conocer por efecto de tránsitos y direcciones todas sus opciones, las positivas, las negativas y las ambivalentes.

Franco E-307 con cúspides poco prominentes, también pudo conocer muchas alternativas.

Guenon E-308 con sus ejes todo positivos, o todo negativos o ambivalentes. 

Letizia E-309 tiene cúspides bastante neutras: I, IV, VI, VIII, X. Y bajos negativos.

San Martin E-310 otro eje contrapuesto I positivo y VII negativo.

Domingo Faustino E-311 con ejes claramente positivos y otros negativos.

Alexandra David E-312 con el eje IV-X bien ambivalente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario