Páginas

viernes, 5 de septiembre de 2014

9 ORACULO (VIT), a 4 de septiembre de 2014, pinceladas de pasado-presente-futuro del presidente Jordi Pujol Solei.

9 ORACULO (VIT), a 4 de septiembre de 2014, pinceladas de pasado-presente-futuro del presidente Jordi Pujol Solei.

El futuro pasa cuenta si de las circunstancias y situaciones del pasado no fueron suficientes para tener un conocimiento completo de la realidad y volvemos a caer en las mismas trampas.

Esa odiosa realidad material, proviene de un exceso en no conceder el sentido justo a la realidad material, con la que realizar y llevar a cabo sus ideas. Propiciado ello por un cansancio ante circunstancias insuperables, en las que se llega al limite de las posibilidades (yo y mis circunstancias).
Carencia en el pasado de encontrar la forma adecuada, el escalonamiento de momentos en como retirarse y forma de hacerlo, con buenas maneras en cada uno de sus asuntos sin involucrar y desgarrar, involucrarse y desgarrarse en si y en su proyección.
Ciertamente adecuo el movimiento a cada tiempo, con actitudes y reacciones a las circunstancias en las que se encontraba. Si el tiempo puede permitir que el alejarnos nos presente un desaparecer, al movernos fuera de la meditación, e insistir materialmente en la idea, concepto o pensamiento de lo por lograr, nos revierten puntos de vista no comprendidos hasta sus ultimas consecuencias en cada uno de los presentes anteriores.

En este presente reconoce y acepta responsabilidades y consecuencias de haber cometido errores. La utilidad de todo ello en determinamos momentos y existir, es a veces de poca utilidad, cuanto no mas negativa que beneficiosa.
En determinadas posiciones no cabe esperar más que pequeños detalles, cuyas repercusiones pueden ser muy grandes. De ahí en la importancia de distinguir cuales son los importantes, por su sinceridad o valor.
No cabe duda que estamos en un paso a paso, adaptado su contenido, su objetivo, su mensaje, su avance a las circunstancias, pero sin temor y sin volver atrás. Y encontrando la actitud correspondiente.
Se esta ante posibilidades para aprovechar.

El futuro nos indicara el buen hacer, el verdadero fondo tanto en cuanto no se vuelva a caer en las propias trampas, por haber aprendido limitaciones propias y el respeto por las ajenas. Y en ese reconocer  y aceptar responsabilidad de las consecuencias, reparando, y aquí, el pequeño detalle, ¿cómo entiende desde su si mismo, esta reparación?. Pues evitar los errores próximos quedan circunscritos a la subsanación de sus causas.
Se puede volver nuevamente a esa adecuación de movimientos a cada circunstancia del presente, ¿pero sus actitudes y reacciones supeditaran su ego.?
Ese futuro se presenta como un volver a empezar. ¿Esfuerzos en dirección equivocada? Habrá que tomar decisiones y asumir responsabilidades y consecuencias.
Encarar el futuro perdonándose, comprendiendo las equivocaciones y perdonar las culpa de origen, liberando tensiones y cargos de conciencia para encarar de modo definitivo los problemas y errores.
En ese hacer, el dilema es, si liderar ese enmendar sólo, o complementándose.

Posiblemente en el intento de equilibrar en el pasado el mayor numero de ideas, puntos de vista, opiniones, perspectivas, etc. y poder mantener decisiones y destino de forma duradera al margen de circunstancias y dificultades, de acuerdo a donde se quiere llegar y conseguir, y tener la situación bajo control, no condujo sino a la contradicciones en muchas apariencias en las cosas y su contenido real, y a la relatividad de sentimientos y emociones despertadas.


Para finalmente llegar a ese VOLVER A EMPEZAR, y decidir cambiar las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario